Funchal

Funchal es la capital de Madeira y su ciudad más grande. Es el punto de partida ideal para descubrir la isla. Los mejores hoteles están allí. Las distancias en la isla son relativamente cortas. Recorrer la región de un extremo a otro suele tomar poco más de una hora.

Varios de nuestros tours son o parten de Funchal.

En Funchal hacen vida más de ciento diez mil habitantes. La urbe fue fundada en 1421 por el navegante y explorador portugués João Gonçalves Zarco.

Funchal

Funchal es una ciudad llena de historia. Además posee la mayor cantidad de opciones hoteleras dentro del archipiélago. Las áreas adyacentes de Funchal incluyen Câmara de Lobos, Machico, Caniço, Ribeira Brava y Santa Cruz, donde se encuentra el aeropuerto internacional de la isla.

La fama de Funchal se remonta al siglo XVI cuando, tras obtener el rango de ciudad gracias al rey Manuel I de Portugal, se convirtió, junto a las Islas Canarias, en un punto de parada obligado para los viajes trasatlánticos a las nuevas colonias americanas. Madeira era una de las últimas islas de abastecimiento antes de emprender el recorrido a América del Sur.

La actividad comercial de Madeira por aquellos días era muy importante, debido al tráfico internacional que poseía. Su azúcar, vino y frutas adquirieron gran fama por aquellos días.

Mercado dos Lavradores, Funchal

Mercado dos Lavradores, Funchal

Funchal conserva mucho de esa historia en la actualidad. Su zona vieja, sus mercados tradicionales, sus iglesias y conventos siguen en pie. No obstante, toda esta arquitectura convive armónicamente con una Funchal mucho más moderna y cosmopolita. Una Funchal de grandes y lujosos hoteles, exquisitos restaurantes, teleféricos, paseos y bares modernos.

Funchal se encuentra al sureste de Madeira. Es una ciudad costera pero montañosa, vista desde el mar es un hermoso espectáculo de casas que se aferran a una topografía escarpada e imponente.

Funchal además es una ciudad muy verde, donde abundan los parques y la naturaleza.

Si bien la popularidad del barco como medio de transporte para viajar ha sido sustituida por el avión, el puerto de Madeira sigue muy activo en lo que a tráfico de cruceros se refiere, tanto trasatlánticos como europeos. El crucero es siempre una posibilidad para llegar a Madeira. Además, el gigantesco puerto de Funchal es todo un espectáculo.

En Funchal existen diversos puntos que ofrecen actividades como surf, buceo, windsurf, paseos en barco, nado con delfines, avistamiento de ballenas, excursiones a pie o en 4X4, safaris, parapente, golf y spas. Por otro lado, existe una importante oferta gastronómica.

Funchal también posee una vibrante vida nocturna, cuyo clímax ocurre de jueves a sábado.

Funchal posee varias fiestas y celebraciones célebres, entre las que se incluyen la Festa da Flor (Fiesta de la Flor), en abril o mayo, según cuando caiga la Semana Santa. Por estos días las calles de Funchal se llenan de flores, a la vez que habitantes de todos los rincones de la isla se reúnen para presentar las mejores muestras florales de cada región.

Fuegos articiciales en Funchal

Fuegos articiciales en Funchal

En invierno se llevan a cabo dos de las celebraciones más importantes de Funchal y todo archipiélago, las Festas de Natal e de Fim de Ano (Fiestas de Navidad y de Fin de Año). Para la ocasión las calles de la ciudad de Funchal son decoradas con luces. No obstante, el clímax de la fiesta es el espectáculo de fuegos artificiales de fin de año, famoso mundialmente, y reconocido en su momento por el libro Guinness como el show pirotécnico más grande del mundo. En junio, con motivo del Festival Atlántico, también se lleva a cabo una impresionante competencia de fuegos artificiales, acompañada por música en vivo, todos los sábados en la noche.

Por otro lado, en verano, se llevan a cabo celebraciones como la Festa do Vinho da Madeira (Fiesta de Vino de Madeira) en la cual se enaltece la amplia variedad vinícola del archipiélago, a la vez que las grandes casas abren sus puertas y ofrecen lo más destacado del vino del archipiélago.

¿Qué visitar en Funchal?

 

Zona Velha

zona velha funchalLa zona vieja de Funchal , o Zona Velha en portugués, destila historia, con sus calles empedradas, edificaciones tradicionales y pintorescos murales.

La Zona Velha de Funchal cuenta con infinidad de restaurantes, bares, galerías y tiendas. Tradición y modernidad confluyen en esta área de Funchal, siento su calle más representativa la Rua de Santa María, la cual es una parada obligatoria al momento de recorrer la la zona vieja.

Caminar por la Zona Velha de Funchal de noche es un paseo que vale la pena, especialmente durante las épocas del año cuando es decorada, ya sea con flores durante la Festa da Flor o con luces en invierno. Al caer el sol las calles de este barrio vibran, con turistas y locales llenando restaurantes y bares, algunos de los cuales ofrecen música en vivo.

Mercado dos Lavradores

Mercado dos Lavradores FunchalEl célebre Mercado dos Lavradores se encuentra en la zona antigua de Funchal. Colores, olores y sobretodo sabores son parte de lo que ofrece este rincón de Madeira, donde se comercian todos los productos del archipiélago, especialmente frutas.

Es importante destacar que los precios del Mercado dos Lavradores son bastante elevados en comparación con el resto de la isla. Esto no debe olvidarse en ningún momento, ya que Funchal es una ciudad bastante barata, si bien este punto no lo es.

Además de frutas, la abundante oferta de flores de Madeira también hace acto de presencia en el Mercado de Lavradores de Funchal.

En los alrededores del mercado hay varias tiendas de souvenirs, así como puestos de comida. A pocos metros se encuentra la zona de pescadería, donde se expone la riqueza marítima de la isla. Los protagonistas son la espada, el bacalao y el atún.

Bodegas Blandy

Bodegas Blandy FunchalEl vino de Madeira es mundialmente conocido y las Bodegas Blandy son una de las más famosas de todo el archipiélago, y las más importantes de Funchal.

En las Bodegas Blandy uno puede descubrir la variedad de uvas y sabores que poseen los vinos de Madeira, pero además existe un museo que revela una serie de datos sorprendentes, como que Shakespeare alabó el vino de la isla en algunas de sus obras, así como su lugar en la historia de países como Estados Unidos, y cómo fue el vino preferido de varios presidentes, monarcas y hombres de estado a nivel mundial.

Visitas guiadas que exploran los más de cinco siglos de historia vinícola de Madeira son parte de lo que ofrecen las Bodegas Blandy. No olvides pasar por su tienda y preguntar sobre sus promociones para poder llevar botellas de más de 100 ml en el equipaje de mano, opción que ofrecen ya que poseen una sede en el aeropuerto del archipiélago.

Catedral de la Sé

Catedral de Sé FunchalCon más de quinientos años de historia, la Catedral de Sé es otra parada importante a realizar en Funchal. Se encuentra en todo el centro de la ciudad y posee una arquitectura típica de los primeros años de colonización de la isla. De hecho es uno de los pocos edificios que sobrevivieron casi intactos desde aquellos tiempos.

La Catedral de la Sé fue construida en su totalidad durante la primera mitad del siglo XVI.

Un querubín transportando plátanos y otro cargando vino nos recuerda la riqueza de Madeira, la cual no era ajena al rey Manuel I, quien encargó la obra.

Igreja de Nossa Senhora do Monte

Desde lo alto de la ciudad de Funchal, en el barrio de Monte, emerge la Igreja de Nossa Senhora do Monte o Iglesia de Nuestra Señora de la Montaña, construida a finales de siglo XVIII por Adam Gonçalves Ferreira, en cuyo interior reposan los restos del último emperador de Austria y rey de Hungría y Bohemia Carlos I de Habsburgo, quien fue beatificado en 2004 por Juan Pablo II.

Su estilo madeirense se nota en la fachada, así como en sus grandes ventanales y pórtico.

Igreja de Nossa Senhora do Monte FunchalLas vistas de Funchal desde la iglesia son espectaculares, siendo el punto cumbre el campanario, cuyo acceso suele estar permitido.

A pocos metros de la Iglesia de Nuestra Señora de la Montaña se encuentra una amplia escalinata con más de setenta y cuatro escalones. Hay penitentes que las suben de rodillas para pagar promesas cumplidas y es que la virgen de esta iglesia tiene fama de conceder milagros.

A la Iglesia de Nuestra Señora de la Montaña se puede acceder mediante el teleférico, o cable car, que la conecta con el centro de Funchal, en las adyacencias de la marina. Este paseo es sumamente recomendado para apreciar la ciudad en toda su inmensidad. Además es un recorrido muy barato, el ticket de un solo viaje cuesta 10€, la ida y vuelta 15€.

La vuelta a Funchal se puede realizar en las populares cestas de mimbre, un medio de transporte muy popular en el siglo XIX, utilizado por los habitantes de este barrio, de los más acaudalados de la región, para llegar al centro de la ciudad.

Jardín Tropical Monte Palace

Jardín Tropical Monte Palace FunchalUbicado en el barrio de Monte, a pocos metros de la Igreja de Nossa Senhora do Monte o Iglesia de Nuestra Señora de la Montaña, se levanta el Jardím Tropical Monte Palace. Se puede aprovechar y visitar ambos en el mismo viaje en teleférico.

Este gran jardín posee varias atracciones, entre las que se incluye un patio japonés, diversa flora típica de Madeira, lagos, mansiones, muestras minerales y las mejores vistas de Funchal.

Una experiencia relajante y natural.

Así como lo comentamos al hablar de la Iglesia de Nuestra Señora de la Montaña, fuera del Jardín Tropical Monte Palace se pueden tomar las cestas de mimbre que transportan al centro de Funchal, o simplemente volver en teleférico.

Colegio dos Jesuitas

Colegio dos Jesuitas FunchalUbicado en el centro de Funchal, la construcción del Colegio de los Jesuitas comenzó en 1599 y culminó a mediados del siglo XVII.

Hasta bien entrado el siglo XIX tanto el colegio como su iglesia principal fueron de los edificios de mayor tamaño de Funchal. Hoy en día forma parte de la Universidad Católica de Madeira.

El colegio posee abundantes capillas con arquitectura religiosa típica del siglo XVII. Algunas de ellas están cubiertas de azulejos típicos de Portugal. Los jesuitas contaban con muchos recursos por lo que si bien el exterior de las capillas no siempre es ostentoso, al entrar podemos descubrir exquisitos arreglos de orfebrería, así como maravillosas obras en pan de oro y altares barrocos. Las grandes sorpresas en este lugar suelen ocurrir tras pasar los pórticos.

Convento de Santa Clara

Convento de Santa Clara Funchal MadeiraFundado pocos años después de la llegada de los primeros pobladores portugueses a Madeira, este convento hospedó a varias damiselas de la aristocracia madeirense que tomaron los hábitos, muchas veces por la fuerza, ya que se suponía que traería buena suerte a sus familias.

El Convento de Santa Clara se encuentra en el centro de Funchal.

En el siglo XIX el Convento de Santa Clara era una parada turística obligada debido a sus célebres arreglos florales y dulces.

Actualmente existen visitas guiadas a las capillas y claustros, donde abundan las pinturas y esculturas religiosas. Como ocurre en el Colegio de los Jesuitas, son comunes los arreglos hechos con azulejos.

En una de las iglesias del convento se encuentran enterrados los primeros gobernantes de Madeira.

Playas de Funchal

Puedes saber más sobre las playas de Funchal y el resto de Madeira aquí.