Piscinas naturales de Madeira

Piscinas naturales de Madeira

Las piscinas naturales de Madeira son de las más célebres de Europa y representan una importante opción de esparcimiento en el archipiélago.

Ubicadas al lado del océano Atlántico, el cual las provee de fresca agua salada, hacen uso de la topografía volcánica de la isla, si bien han sido acondicionadas arquitectónicamente para el turismo.

piscinas naturales de madeira

Ver las potentes olas oceánicas romper en los límites de las piscinas naturales de Madeira es un espectáculo digno de verse, a la vez que los bañistas pueden relajarse, nadar, compartir y tomar el sol.

Al igual que muchas de sus playas, las piscinas naturales de Madeira contrastan el oscuro suelo rocoso de la isla con el azul profundo del mar.

La mayoría de las piscinas naturales de Madeira poseen todas las facilidades turísticas e infraestructuras necesarias para hacer de la ocasión una experiencia increíble, aderezada con buena comida y bebida, de una manera segura y divertida. Bares, restaurantes, aparcamientos, zonas infantiles, terrazas, enfermería y acomodamientos están a la orden del día. Además muchas de ellas se encuentran cerca de la playa por lo que también se puede complementar la jornada con un chapuzón oceánico.

El complejo de piscinas naturales de Madeira más importante es el de Porto Moniz.

Estas son las principales piscinas naturales de Madeira.

Porto Moniz

Rodeadas de imponentes formaciones rocosas de origen volcánico y cinceladas por un océano Atlántico que las surte de agua salada, Porto Moniz reúne las piscinas naturales de Madeira más conocidas.

Acondicionada con todas las facilidades turísticas necesarias para pasar un día para el recuerdo, Porto Moniz cuenta con sombrillas, tumbonas, restaurantes, salvavidas, áreas infantiles, bares, puestos de socorro, vestuarios, aparcamientos e instalaciones para discapacitados.

Ubicadas al noroeste de Madeira, las piscinas naturales de Porto Moniz son una parada obligatoria para quienes visitan la isla, y el atractivo más importante de la zona. No se puede visitar el archipiélago sin hacer una parada en este lugar.

piscinas naturales de madeira porto moniz

La carretera desde Funchal a Porto Moniz forma también parte del atractivo por sus hermosos paisajes. El descenso hasta el pueblo es surreal.

El complejo de piscinas no sólo es un área de esparcimiento acuático sino toda una fusión arquitectónica donde naturaleza y construcción plantean un escenario realmente increíble.

Las entradas para las piscinas naturales de Porto Moniz son absurdamente baratas. Menos de dos euros.

Seixal

También de origen volcánico, Seixal posee otras de las piscinas naturales de Madeira más populares entre turistas y locales.

Estas piscinas naturales son de uso libre, por lo que no cuenta con servicio de auxilios ni salvavidas. No obstante, destacan sus aguas cristalinas y el bello paisaje que la rodea.

piscinas naturales de madeira seixal

En las piscinas naturales de Seixal los visitantes podrán encontrar un bar, lavabos y duchas.

Las piscinas naturales de Seixal fueron recuperadas por la administración madeirense por su valor paisajístico, así como sus posibilidades de esparcimiento. Vale la pena darles una visita, siempre tomando en cuenta que no hay salvavidas por lo que se deben tomar las precauciones necesarias, especialmente si se viaja con niños. Sus aguas cálidas son muy tranquilas.

Las piscinas naturales de Seixal se encuentran muy cerca de la Playa de Laje, también conocida como Playa Jamaica, y la Playa do Porto do Seixal, ambas poco concurridas.

Como casi todos los destinos playeros en Madeira, la carretera para llegar a las piscinas naturales de Seixal ofrece paisajes de ensueño.

Ponta Gorda

Se trata de un complejo de piscinas de agua salada de mar, aunque no por ello naturales, ya que fueron construidas en su totalidad. No obstante, están rodeadas de formaciones rocosas y pequeños acantilados.

La Zona Balnear da Ponta Gorda es uno de los complejos turísticos más nuevos de la isla. Se encuentra en Funchal, en la avenida Lido, muy cerca de Playa Formosa.

piscinas naturales de madeira ponta gorda

El complejo Ponta Gorda posee dos piscinas grandes, otra pequeña para los niños, acceso a las playas cercanas y todas las comodidades que ofrece un club de playa: área deportiva, sombrillas, primeros auxilios, bares, restaurantes, salvavidas, tumbonas, vestuarios y lavabos.

Si estás hospedándote en Funchal puedes visitar este agradable complejo turístico.

Ponta Delgada

Similar a la Zona Balnear da Ponta Gorda, aunque más pequeño, se encuentra en el pueblo de Ponta Delgada, al norte de la isla. Cuenta con dos amplias piscinas de agua salada, bar, restaurante, vestuarios, salvavidas, tumbonas y sombrillas.

Las piscinas fueron construidas en su totalidad aunque cuentan con espectaculares vistas del océano Atlántico.

piscinas naturales de madeira ponta delgada

El pueblo de Ponta Delgada es muy bello, con sus característicos patios escalonados y una playa rocosa.

El ingreso a este complejo es ridículamente barato.

Faial

En el noreste de la isla, el pueblo de Faial posee una gran piscina natural con todas las comodidades necesarias para pasar un agradable día en el mar.

Ubicada al lado de la desembocadura del arroyo Ribeira do Faial, cuenta con piscina para niños, restaurante, bar, primeros auxilios, duchas e instalaciones sanitarias. También posee parque, juegos de playa, como voleibol y fútbol, y aparcamiento.

Sin duda otra de las piscinas naturales de Madeira que bien vale una visita.

piscinas naturales de madeira faial